Inicio / NOTILOCA / Un preso defecó en el calabozo y se comió las heces

Un preso defecó en el calabozo y se comió las heces

Un examen psicológico arrojó que el aprehendido representa un “riesgo grave para terceros”. Fue trasladado a la penitenciaría de San Rafael, en la provincia de Mendoza.




Un preso de 30 años protagonizó un episodio tan raro como repugnante en Malargüe. Antonio Arenas (30), detenido por violencia de género, defecó dentro del calabozo y luego se comió las heces.




Este lunes, Arenas fue trasladado a la penitenciaría de San Rafael. Sobre esto, la fiscal Andrea Lorente informó que el involucrado fue privado de su libertad por violencia de género. Además tiene 3 condenas previas por el mismo delito, la última fue en el 2017.

Para sorpresa de los policías, mientras Arenas permanecía alojado en un calabozo de la Comisaría 24, en Malargüe, defecó dentro de la habitación y posteriormente se comió sus propias heces.




Lorente informó al Diario Los Andes que por esta conducta se le realizó un examen psicológico, el cual arrojó como resultado que el involucrado es una persona que representa un riesgo grave para terceros.

Fuente: Los Andes

Compruebe también

Insólito: un japonés se casó con un holograma

El flamante esposo preparó una boda, a la cual no asistió ninguno de los familiares. …

Un hombre murió por inyectarse demasiada silicona en sus partes íntimas

Era parte de un culto y su “amo” habría pagado por las numerosas intervenciones que …

Dejanos tu comentario